budget

Siete Consejos para Estirar Tu Presupuesto en Alimentos

Dianisi Torres, M.A., CHW   Nutrition Outreach Educator, UConn Extension

Read the article in English here.

man shopping in a grocery store aisle

¿Alguna vez se ha detenido en la línea del supermercado, mira su carrito de compras y se pregunta, cómo tan pocos artículos de alimentos cuestan tanto dinero? Es algo que pasa con frecuencia a pesar de que somos afortunados de que en Estados Unidos el costo de los alimentos sigue siendo significativamente más bajo que otras partes del mundo. Aun así, hay maneras de estirar su presupuesto y comer saludable.

  1. Toma Nota. Limpia tu refrigerador, el congelador y la lacena. Determina que tienes, que alimentos tienes que usar pronto y busca recetas que puedas hacer con ese alimento que esta ya a punto de dañarse o expirar. Toma nota de tu inventario de productos de alimentos frecuentemente y guarda todos los nuevos productos en la parte de atrás de tu lacena y los productos a punto de expirarse al frente para ser consumido pronto y así reducir la cantidad de alimentos que desechas en tu hogar.
  2. Escoge un supermercado y sea consistente. Visite el mismo supermercado en vez de estar dando vueltas a varios supermercados buscando el especial, así se ahorrará más dinero a la larga. Siempre empieza tu compra en los vegetales y frutas frescas según lo que este en temporada ya que es cuando mejor precio tienen. Si no está disponible fresco, entonces opta por los congelados o enlatados.
  3. Revisa los cupones y planifica. Almacena esenciales cuando estén en oferta y planifica tu menú de acuerdo a los alimentos en oferta para ahorrar dinero. UConn Extension’s Expanded Food and Nutrition Education Program (EFNEP) recomienda que planifiques tus comidas semanalmente, incluyendo tus meriendas. Usa MyPlate como guía para mantener tus comidas balanceadas y así mantener un nivel de nutrición adecuado.
  4. Compra al por mayor y has más prep de comidas. Compra una bolsa de zanahorias, pélalas y córtalas en pedacitos, así es más barato que comprar las zanahorias que ya vienen pequeñitas. Siempre mira al precio de unidad cuando estas comprando, esto ayuda mucha a ahorrar dinero. Has más preparación de comidas para la semana, con el tiempo te acostumbras y se hace cada vez más fácil. Experimenta con nuevas recetas saludables y diferentes métodos de cocción.
  5. Elige marcas del supermercado. Las marcas del supermercado usualmente son de igual calidad y más baratas. Trata las marcas del supermercado a ver si a ti y a tu familia les gusta, sino pues regresan a la marca original. Flexibilidad cuando compras también ayuda, tal vez una opción de proteína diferente o algún vegetal para incluir en una receta original.
  6. Compra por la temporada. Frutas y vegetales están en temporada cuando son comprados en el tiempo que fueron cosechados. El verano es excelente temporada para comprar cerezas, brócoli, guisantes, pimientos, maíz y otros favoritos. Connecticut tiene una temporada de cosecha corta, se recomienda comprar frutas y vegetales frescos en temporada y congelarlos para los meses del invierno.
  7. Evita los alimentos empacados. Comidas procesadas como papitas, sodas y comidas cocidas congeladas tienen menos valor nutritivo, son más alto en sodio y además son más caros. Mezcla agua con fresas en vez de comprar soda.  Remplaza las papitas por vegetales horneados y crujientes.  Enfócate en los 5 grupos de alimentos de MiPlato, usualmente los 5 grupos de alimentos se encuentran en los perímetros del supermercado- vegetales y frutas, lácteos, carbohidratos (pan), pescado y carnes.

Estirar tu presupuesto de alimentos no es tan difícil como parece. Busca por nuevas ideas de recetas que utilice proteínas derivadas de plantas, vegetales, frutas, huevos y carnes bajas en grasa.  Has un plan de comidas y mantenlo, guarda ideas para recetas futuras cuando tus alimentos favoritos estén en temporada.

Visitar el supermercado para hacer compra no debe de ser estresante y prep tus comidas puede ser divertido. Incluya a los niños y adolescentes en el proceso. Ellos estarán muy emocionados de probar nuevos alimentos cuando están involucrados en la toma de decisiones. Así estableces hábitos saludables en tu hogar que duraran toda una vida.

Utiliza estos consejos para estirar tu presupuesto en compra de alimentos y los resultados le cambiaran la vida a un más saludable junto a su familia.